Es muy común escuchar que las estrategias de Inbound Marketing no suelen dar los resultados esperados. No obstante, debes cuestionarte si de verdad estas aplicando la metodología adecuada. Y para ello te recomiendo que prestes mucha atención.

Para empezar, es necesario que conozcas el error que siempre se comete a la hora de aplicar una estrategia de Inbound Marketing. Por ejemplo, NO definir tus objetivos de crecimiento.

En ese caso, tu estrategia no dará resultado si te dedicas a hacer actividades por hacerlas o divagas. Debes plantearte un plan o una ruta para lograrlo con los máximos detalles.

En líneas generales, una correcta planificación de Inbound Marketing debe considerar los siguientes aspectos:

  • Objetivos reales basados en los niveles de venta.
  • Estrategias en la fase de contenidos (canales, herramientas, enfoque).
  • Alineación directa entre ventas y marketing.
  • Buyer persona a la que te diriges. Y esto debes tenerlo grabado a fuego; tu cliente objetivo con todo lujo de detalles siempre debe estar presente en tu mente.

Y a todo esto, debes sumarle el cálculo de un presupuesto acorde a la metodología que implementes. Además de disponer de un equipo de personas con experiencia y capacidades para ejecutar las fases del Inbound Marketing.

¿Qué es Inbound Marketing?

Es una metodología que se implementa con la intención de humanizar las marcas o empresas. Asimismo, consiste en comercializar tus productos o servicios por medio de estrategias no intrusivas.

De esta forma, se busca que las personas sigan un proceso de conocimiento con el debido acompañamiento de compra hasta el cierre.

Y, dicho de otra forma, son una serie de técnicas orientadas a que sean los clientes los que acudan a las marcas y no al revés.

¿Recuerdas cuando llamaban a nuestras puertas sin avisar para vendernos productos o servicios? Pues esto sería lo opuesto. Buscamos ofrecer una versión nuestra tan atractiva que consiga seducir a los compradores ¿qué te parece?

¿Cómo funciona este nuevo marketing online?

En esta etapa del marketing, como te decíamos, los clientes son atraídos de forma con el objetivo de brindarles todo el apoyo y conocimiento; desde la primera fase de compra hasta la última. No es una venta directa, pero sí, el fin último es vender más.

Inbound Marketing: ¿qué fases debes seguir para realizar un buen trabajo?

La esencia del Inbound Marketing es destacarle al consumidor las ventajas que tiene un determinado producto enseñándoselo. Claridad, transparencia y honestidad son claves aquí. Y para eso se debe cumplir con las siguientes fases.

Atraer a los usuarios

Aquí se da la primera fase y, en concreto, la más importante. La idea es que atraigas a personas con la intención no solo de comprar sino que además difundan la información de tu producto, marca o servicio.

Es por eso que deberás centrarte en generar buenos contenidos, funcionales, claros y con naturalidad. También, recurrir a los motores de búsqueda es una excelente idea, allí necesitarás estrategias como:

  • Posicionamiento SEO.
  • Implementación de keywords o palabras clave asociadas.
  • Herramientas SEM como Google Ads y otras promociones.

Todo esto con la intención de mejorar tu campaña de difusión.

Hacer peticiones sencillas y mínimas

Se trata de la segunda fase y es donde se busca que los clientes ejecuten ciertas acciones. Tales como rellenar formularios, pedirles que nos sigan en redes sociales o que compartan información con otras personas.

Incluso puedes solicitar que apoyen campañas publicitaras, pero no te excedas.

Cerrar la compra del producto o servicio

Es la penúltima fase y comprende el cierre de la compra. Llegados a este punto se brinda al cliente una interfaz pasiva y tranquila. Hay diferentes opciones, según la optimización de tu estrategia de Inbound Marketing.

Todo sin que se genere publicidad. Y un consejo, mucho cuidado con el proceso porque un error o una página con error 404 pueden ahuyentar al comprador.

Estrategia de fidelización con Inbound Marketing

Comprende la última fase del Inbound Marketing. Aquí, debes ofrecer algo exclusivo a los clientes en agradecimiento por depositar su confianza en ti. Es una fase muy importante.

Puede ser un detalle personalizado o una oferta especial. Pero asegúrate de premiar esa confianza. Piensa que cuesta menos lograr que un cliente vuelva a comprarte que conseguir uno nuevo.

Además, un buen servicio y esa guinda para finalizarlo, te acercará más a ese cliente. Y es posible que él te recomiende a otras personas, algo que va a beneficiar a tu negocio.

Recuerda que el mercado es algo vivo que cambia constantemente. Por eso es importante que conozcamos las nuevas herramientas y técnicas al servicio de los negocios. Como el Inbound Marketing ¿lo probamos?

inbound marketing
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat